Rafael Guillén Itinerario poético en Granada

Me acerqué al Cancionero-guía para andar por el aire de Granada de Rafael Guillén, aún indeciso. Lo consulté (he de confesarlo) porque su título revelaba, a todas luces una opción certera para la elaboración del presente itinerario poético. Lo que me hizo decidirme por estos versos no fueron los versos (válgame la redundancia); lo que me convenció fue la introducción que adjuntó el poeta. Me avergüenza reconocerlo: espero que mis nada numerosas lecturas, limitadas más de lo que me gustaría por los escasos años de mi vida, no hagan que la siguiente aseveración resulte demasiado aventurada. En cualquiera de los casos, la expresaré: No debe haber descripciones de Granada más bellas que la que Guillén nos ofrece en la introducción. Ruego que se me perdone mi particular inclinación por la prosa, pero el poeta nos habla en la introducción de una Granada de miradores en los que en vano intenta refugiarse la tarde. De la humedad y la frescura que ya no cabe en los aljibes, y se derrama y rueda por el empedrado. Una Granada de casas, crujientes bajo el sol del medio día, de una luz que no parece externa, que surge como un latido en el interior de las casas, del fresco rumor de una fuente oculta… Estas imágenes elocuentes, poéticamente locuaces, que en pocas sílabas es capaz de evocar una Granada vernácula y propia, desde una perspectiva accesible sólo para el que ha nacido en su seno, está presente en la introducción pero contagia los versos contenidos en el libro. La poesía de Guillén es magistralmente elocuente, en este caso, métricamente sencilla, despojada de todo artificio y, al contrario de lo que debiera pensar cualquiera, también de toda afectación. No nos encontramos a un poeta emocionado que nos ofrece a la Granada de su corazón, no. Estos poemas son un cristal diáfano; reúne unas pocas palabras un aspecto inconfundible de la ciudad y nos lo entrega con toda su belleza, una belleza familiar y reconocible para el que ha recorrido sus calles, sus rincones, su luz y sus paisajes. Sigue leyendo